Martes de Campo en Oviedo.

Share

Buenos diasssss!!

Ayer en Oviedo tocó descanso. Y por qué?? … Se celebraba el Martes de Campo.

No voy a contaros el origen de esta fiesta, pero sí como lo celebramos. Este año nos adosamos a la familia de mi querida Miss y con una buena tortilla, pimientos, filetitos, bollo preñao, casadiellas, bizcocho de avellanas, y un largo etc, nos fuimos al Parque de Invierno y a comer, merendar y casi cenar jajajaj.

Los enanos disfrutaron lo que no está escrito, y eso es al final lo que cuenta de todo esto. Como os decía en un anterior post, de lo que se trata es de que mis velcros sean felices y se carguen, como debe ser a estas edades, de aventuras, recuerdos y tradiciones.

A colación de esto, y dando un paseo, encontramos una zona a la que definimos como … Un grupo, abundante por otro lado, de crios/as, de 17-18-20 años, oscuros, cargaditos de bebida por dentro y un estado lamentable por fuera. No entiendo muy bien el  porqué parecía un concurso de a ver cuál de ellos/as, aparentaba ser más “sucio”. Niñas en sujetador, pantalones cortos que más bien eran braguitas largas. Melenas a colores, enmarañadas y con aspecto de un mes sin lavar. La que llevaba medias, no entraba un agujero más en ellas. Y los chicos?? …. melenas largas sin haber conocido champú alguno hace mucho, rastras o afeitados. No había termino medio. La música de fondo, sólo daba para hacer movimientos cabizbajos, con mirada perdida mientras sujetaban en una de sus manos un vaso cargado de bebida, mientras en la otra sujetaban el pitillo.

Y yo me pregunto, esta es una parte de la juventud que nos representará y ostentará cargos de responsabilidad en este mi País en un futuro???. Algo estamos haciendo mal, seguro!!.

Como tengo hijos, es evidente que no debería hablar, porque sólo Dios sabe, el futuro que me espera. Pero miedo, mucho miedo, terror diría yo, me da, ver a uno de mis hijos así.

Esto no es más que una consecuencia de la educación actual. Una educación con faltas de respeto absoluto, carentes de valores, sin principios, sin medidas. Acostumbrados a la ley del mínimo esfuerzo y con maquinitas y teléfonos desde los 10 años. Se nos van de las manos los cumpleaños,  celebraciones, regalos…

Leyendo al juez del menor de Calatayud, decía en su blog: ” A nuestros hijos los mandamos al colegio para que aprendan valores, pero luego está la dura competencia de eso que llaman las tecnologías de la información: la tele, móviles, redes sociales.. ” ” Un profesor le dijo a sus alumnos: Queridos alumnos aquí fuera tendréis que elegir entre Platón y Paquirrin o Belen Esteban. Espero que acertéis”.

Para eso sirve la Filosofia para saber acertar.

Deberíamos hacérnoslo mirar, reflexionar, y valorar que el futuro de nuestros hijos está a la vuelta de la esquina y en nuestras manos está el ayudar a que además de buenas personas, tengan la capacidad, personalidad y herramientas necesarias y suficientes para decir un no rotundo ante determinadas encrucijadas que es pondrá la vida.

Buen lunes.

By Marque 👑👑

Share